Por: Juan David Galván

“La innovación se construye y se reconstruye constantemente”

Este conversatorio contó con la participación de dos invitados, cada uno experto en una temática diferente pero complementaria, con el ánimo de discutir la importancia de la innovación para combatir la corrupción en nuestro país, los retos, oportunidades y metodologías. Por el lado de la lucha anticorrupción, estuvo invitada Adriana Romero, directora de Estudios y Política Pública del Instituto Anticorrupción; Mientras que, por el lado de la innovación, se contó con la participación del profesor Alexander Pedraza.

¿Qué retos y oportunidades tenemos desde la sociedad civil para combatir la corrupción?

Adriana Romero hizo énfasis en cuáles oportunidades tenemos, siendo principalmente las relaciones de confianza el valor fundamental en la forma en que construimos un entorno que busque combatir la corrupción, Además es una búsqueda homogénea de acción colectiva ciudadana y esta vinculación de masas proporciona los niveles con los actores corruptos, es además una iniciativa que puede ser recursiva.

En cuanto a los retos, mencionó las dinámicas de corrupción en donde existe una desproporción de las partes, una pelea entres peces gordos y flacos, unos conocen todos los atajos y ventajas del manejo de la corrupción y otros se chocan con innumerables paredes. Como colectividad se tienen retos importantes, como en el dilema del prisionero, que aun cuando hay objetivos homogéneos, al final no hay una concordancia en las acciones y preferimos que el otro haga la tarea y beneficiarnos de ella, esta se generaliza y al final no se termina haciendo nada. y este es un reto muy grande.

Lo cierto es que cuando nos unimos en función de trabajar colectivamente, los cambios terminan siendo altamente significativos, y este es un reflejo dentro de las urnas y los espacios de participación que tenemos como sociedad, además que estos espacios se convierten en un enfoque ideológico político, y es cuando estas plataformas deberían ser objetivas y neutrales para hacerlas funcionales.

¿Porque es Importancia de la innovación en la lucha contra la corrupción?

Alexander Pedraza empezó por señalar que tendríamos que determinar una definición que sirva para contextualizar qué entendemos por innovación, y esta es una oportunidad que se da desde la invención más la creatividad con un objetivo que genera valor, pero este se adapta al espectro de oportunidad en el cual la pandemia ha acelerado múltiples procesos, uno de estos es la cuarta revolución industrial, que implica unos elementos muy importantes tener en cuenta y es esta digitalización y los componente de crecimiento exponencial como elemento de fuerzas y cómo estos funcionan en pro de la corrupción. Esto, principalmente, se ve en el control y seguimiento, que este ya no es ligado necesariamente a las entidades públicas con esta responsabilidad, sino que también existen fenómenos que se desarrollan como el control de pares, como el de la ciudadana por medio de los dispositivos móviles, que agilizan de forma más eficiente los niveles de control fundamentales en contra de la corrupción, como lo hechos de violación de derechos y, por ejemplo, estas dinámicas de grabar la escena y subirla en redes sociales, estos fenómenos de crecimiento exponencial cada vez aceleran procesos que históricamente constaba de muchos más años.

De otro lado  también es importante conectar con esas segmentaciones que han ido apareciendo características de la sociedad, ya no tendremos que limitarnos con la edad, sexo, estratos socioeconómico entre otros, sino también con otras características dispuesta en la virtualidad, como los gamers, los transexuales o los petlovers, y estas segmentación en los estilos de vida, con el crecimientos exponencial, la digitalización son todos estos elementos que dentro de estos escenario son lo que representan las acciones para poder hacer ejercicio adaptables a la innovación.

¿Qué diferencia hay entre ese tipo de innovación del sector privado y la innovación social?

Alexander Pedraza señaló que estas las podemos encontrar determinando las características que rodean en la misma, la configuración (Modelo, redes y procesos), la experiencia (Canales, marcas y compromiso) y la ofertas (Todos los productos y servicios ofrecidos), estas también se denotan en las limitaciones y alcance de la cuales emergen, en el sector privado existe esta limitación dispuesta en el ordenamiento jurídico, mientras que en el sector público estas son basadas en lo que se le encomienda al funcionario público en su accionar, otro aspecto final es la conexión con las realidades y las mega tendencias de la sociedad civil, y conectas con las necesidades de cada individuo y estas se magnifican en las realidades de la sociedad.

¿Entre los retos y oportunidades como ves esta posible confusión entre lo que hacemos y una clase de activismo político?

Adriana Romero se refirió a la discusión de lo que entendemos primeramente por activismo, y puede ser entre un comportamiento extremadamente dinámico, el ejercicio de proselitismo de carácter público y una doctrina por la cual los valores están subordinados a las acciones eficaces. Asumir que la lucha contra la corrupción es activismo político, es también asumir que este es parte integral del sistema, porque integrando la definición sería estar en una lucha constante en contra del gobierno, y eso no es lo que representa una lucha anticorrupción, la corrupción hay que percibir como una falla interna en todo lo que representa nuestra realidad, pero es problemático integrar con el activismo político porque caeríamos en la generalización de determinar que la corrupción solo se limitan a aspectos de la institucionalidad pública, y es problemático porque esta percepción determinar que el contratar o vinculares al estado, está necesariamente entrelazado con los coloquialismo de “Que tajada le toca usted”,  ya no existe esa misma motivación de ser funcionario público, la lucha anticorrupción no la podemos percibir como una lucha antisistema, y la única manera en que esta funcione es que se vuelva una lucha conjunta, en donde no solo la sociedad civil sino el gobierno mismo puede integrar en hacer esfuerzos para eliminarla, y el segundo riesgos que existe con vincularla a un activismo político, va de la mano con el contexto tan altamente polarizado que existe en nuestra sociedad, de “si no está conmigo están contra mí” y este además es muy acusado de militancia política, y esto desequilibra la credibilidad que existe sobre la lucha anticorrupción que existe en etilab.

¿Qué tan viable es usar metodologías centradas en los usuarios en la lucha contra la corrupción y cómo se está seguro de que se está avanzando en esta lucha?

Alexander Pedraza, finalmente, señaló que desde esa creación de percepciones la sensibilización de la ciudadanía con respecto a la corrupción se convierte en una metodología eficiente, si nosotros solo nos quedamos en la queja que se desarrolló en nuestro confort pero no trabajamos sobre cambiar este entorno que nos afecta, aquí es cuando esta metodología centrada en usuarios y la vinculación con sus realidades específica funciona precisamente de conectar con ellos y son totalmente válidas aplicarla y desarrollarla para un mejor país.

La innovación nos da un margen de flexibilidad y la corrupción es un problema endémico que nos afecta de forma directa e integrada a todos, y necesitamos conectarlas en forma en que este es un recurso de eficiencia que pueda transformar este entorno endémico problemático.