La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, en inglés), indicó  mediante su director Fabrizio Feliciani, que “Las alianzas y sinergias entre Gobiernos y organizaciones internacionales son clave en la lucha contra la corrupción y para ayudar a los países a combatir la pandemia y recuperarse de la misma”, durante el foro “Avanzando en la prevención de la corrupción a través de alianzas y sinergias en la contratación pública”.

Explicó que la corrupción “es una gran amenaza” para los países y expuso que el Banco Mundial estima que en el mundo cada año se paga un billón de dólares en sobornos y 2,6 billones de dólares en actos de corrupción.

El riesgo está claro: un momento de gran gasto público, con medidas de estímulo para reactivar la economía y con incentivos para hacer las cosas muy rápido, por ejemplo a la hora de adquirir productos y equipos médicos.

La oportunidad, según Feliciani, llega sobre todo dado que ahora “hay mucho más interés” en vigilar la corrupción por la escasez de recursos, por las opciones de introducir reformas para acelerar procedimientos y por las posibilidades de la tecnología.

“Esta crisis del covid podría ser la oportunidad para realmente pasar a una gestión pública más justa y equitativa que realmente le quite espacio a la corrupción”, asegura.

Fuente:  https://www.eleconomista.net/