CONVERSATORIO: Metodologías de innovación aplicables a la lucha contra la corrupción

«Si esperamos hasta el momento que estemos listos, esperaremos toda la vida»

El pasado 27 de febrero se llevó a cabo el primer conversatorio organizado por ETILAB en el que se tuvo el honor de contar con el conferencista Mario Patrick Schwery, experto y consultor en temas de innovación.

Schwery inició su ponencia con una reflexión sobre la relación entre la innovación y los niveles de corrupción de los países. Curiosamente los países que tienen los mayores niveles de innovación, como Alemania, Singapur, Suiza, Suecia y Finlandia, también son los países que menores niveles de corrupción presentan ¿Es la innovación lo opuesto a la corrupción?

Lo cierto es que el mundo está cambiando y el surgimiento de nuevos retos sociales no da espera, como la corrupción; asimismo, se necesitan formas distintas, innovadoras y creativas para combatirlos. Dentro de los procesos de innovación existen tres elementos claves para su éxito: i) que sea deseable por las personas, ii) factible y iii) viable. De igual forma, existen metodologías particulares y propias de la innovación, como lo son la metodología de Design Thinking, enfocada en las personas y Lean Startup, enfocada en validar soluciones, ambas explicadas en detalle por Mario..

Design Thinking

Esta metodología tuvo su nacimiento en Stanford University y está enfocada en descubrir las necesidades de las personas, sus problemas, entre otros aspectos que se centran en la persona. Es una metodología que ha sido aplicada constantemente por la agencia de innovación IDEO, líderes en el diseño centrado en las personas. Y a pesar de que es usualmente aplicada en el sector privado, también resulta útil para la solución de problemas y retos sociales.

El Design Thinking se constituye bajo tres factores: a) El proceso iterativo, es decir, la repetición de los procesos y no estar enfocado solo en avanzar; b) Los equipos interdisciplinares, que poseen conocimientos diversos y pueden brindar diferentes perspectivas sobre el problema y las soluciones; y c) Las herramientas, como ejercicios en espacios flexibles, ejercicios de lluvias de ideas, entre otros.

Esta metodología ha sido aplicada también a retos sociales, por ejemplo, para democratizar la educación, construir botellas biodegradables, o en propuestas en torno a la economía circular. Incluso ha sido implementada para retos globales de gran envergadura como el cambio climático. A su vez, esta metodología funciona a través de 5 fases fundamentales, que son: i) Empatizar; ii) Definir el problema; iii) Idear; iv) Prototipar; y, v) Testear.

Mario se refirió a algunos ejemplos del pasado en donde se han empleado estas metodologías. Por ejemplo, la solución para cepillos de dientes para niños pequeños que agarran el mango de forma diferente o el diseño en las máquinas de inmersión para la toma de exámenes médicos también para niños.

Algunas recomendaciones que se mencionaron para emplear con éxito esta metodología estuvieron enfocadas en la etapa de empatizar con la ciudadanía, buscando historias y necesidades reales, a través de la escucha activa.

Lean Startup

Esta metodología, a diferencia de la anterior, que hacía énfasis en las necesidades de las personas y en los problemas, se enfoca en las soluciones. Lean Startup también tuvo su primer desarrollo en EEUU, en Silicon Valley, con el pionero Eric Ries.

El punto clave de Lean Startup reside en gastar menos esfuerzo y buscar las soluciones realmente necesarias, que tengan valor social. Se puede sintetizar en tres aspectos que son: i) Construir; ii) Medir; y, iii) Aprender. Al igual que el Design Thinking, también tuvo su aplicación en el sector empresarial, como Dropbox, que antes de su lanzamiento se dio a conocer a los usuarios para ver la funcionalidad y aplicabilidad. Mario brindó también otros ejemplos en el que se adoptó esta metodología en el sector empresarial para validar si el producto era útil o no.

Sin embargo, también ha sido aplicada para solucionar retos sociales. Algunos casos en los que se ha empleado esta metodología son Watsi, que es una plataforma de crowdfunding para ayudar a la gente de los países más pobres para que puedan costear sus cirugías. Otra iniciativa en temas sociales que surgió con apoyo de esta metodología fue Worldreader, un proyecto que lucha contra la analfabetización en África por medio de libros digitales.

Mario cerró su intervención mencionando lo caótico que puede llegar a ser la innovación,pero que a partir de metodologías como las presentadas se pueden ir construyendo soluciones paso a paso. La corrupción, al ser un reto social, también está sujeta a estas metodologías, en donde se tiene que vincular a los actores relevantes involucrados, ver sus roles, entre otros aspectos y pasos que hacen parte de la construcción de soluciones basadas en la innovación social.